The unseen

-a mi madre-

The unseen es un proyecto que tiene su origen en la contemplación, en la mirada pausada sobre lo que nos rodea que se ha convertido en un proyecto de búsqueda interior y de expresión íntima. En el proyecto utilizo la naturaleza como excusa para representar el placer de lo sencillo, de lo cotidiano, lo diminuto, lo sutil y el placer de disfrutar del propio yo.

La naturaleza como sitio de descubrimiento y misterio que me hace ver e imaginar algo más allá de lo que nos brinda la mirada adentrándome en el mundo de los sentimientos, de la búsqueda de la esencia y de las bases de mi propio pasado. Búsqueda que sobre todo tiene que ver con el diálogo no visible e imperceptible entre elementos que nuestra condición humana no nos deja percibir.

Un mundo de conexión entre los que encontrar espacios de silencio, el límite entre lo real y lo imaginario, de lo que vemos pero no vemos realmente y espacios invisibles de diálogo interno.

Las imágenes están tomadas pensando dónde me ubico como fotógrafa y dónde me ubico como espectador de lo que tengo ante mí adentrándome en un imaginario donde la mímesis con el entorno y los elementos es el factor fundamental para ver el mundo desde el interior con una perspectiva nueva que me ayuda a ver lo no visible.

Un proyecto basado en la hibridación de los sentidos, entre lo visual y lo táctil, entre lo fotográfico y lo pictórico, entre lo visible y lo no visible, entre lo presente y lo ausente, entre las huellas visuales de los procesos naturales.

Las fotografías de este proyecto se tomaron íntegramente en Peralejos de la Truchas y está dedicado a mi madre.

Raquel Lorente