Un proyecto colectivo con los artistas: Vajid Amini, Eugenio Ampudia, Carmen Cantón, Drifters, Saskia Fischer, Ant Hamlyn, Manuel López, Andrés Lozano, Radu Nastasia, Yosi Negrín, Elisa Pardo Puch, Javier Rodríguez y Nora Silva. Comisariado por GAPSCuratorial y Belinda Martín

Concebido entre Londres, Madrid, Roma y Teherán, Or parte de esta circunstancia de distancia física entre los artistas, las comisarias, y el espacio doméstico, para reflexionar sobre las posibilidades de nuevos formatos expositivos que respondan a estas limitaciones espacio-temporales. Adoptando la forma de libro, Or nace como una plataforma con su propia autonomía espacial y temporal: no está congelado sino pensado como dispositivo en constante cambio y expansión. Un libro, una galería, un incipiente archivo que celebra y parte del vacío como motivador de la acción.

Or es presentado por vez primera en el jardín de una casa. Un contexto privado que, como tal, mantiene su domesticidad y sugiere hábitos, gestos y modos de vida. El proyecto está inevitablemente determinado por este marco, transformándose en un ejercicio de reflexión cuyo procedimiento y desarrollo conceptual está marcado por el signo algebraico ‘menos’ (-). Una sustracción y (simultáneamente) alternativa a las condiciones de las que partimos. En vez de colgar, llenar e intervenir físicamente el espacio expositivo, proponemos un momento nuevo en el que descubrir la presencia del artista en el libro, un espacio alterno.

Mientras que algunas voces artísticas exploran cómo los recuerdos (Vajid Amini), los espacios y construcciones mentales operan (Radu Nastasia), la invisibilidad de las cartografías digitales (Yosi Negrín) y lo que ocurre con la mente cuando ésta oscila entre el aburrimiento y la excitación (Ant Hamlyn); otras investigan la ontología de las máquinas (Drifters), el carácter ilusorio de la autopercepción (Manuel López) y la capacidad del color para confundir nuestros sentidos (Saskia Fischer). La dualidad funcional y los atributos estéticos de los objetos cotidianos (Elisa Pardo; Javier Rodríguez), la fascinación por los espacios naturales (Andrés Lozano) y la habilidad de alterar expectaciones sociales a través de acciones no temporales (Nora Silva) son también otras de las cuestiones artísticas que convergen en Or.

En paralelo a estas investigaciones artísticas, estas obras llevan a cabo, dentro de Or y compartiendo su visión y objetivos, un cuestionamiento o investigación sobre las nociones tradicionales de presencia, permanencia y circulación. De este modo, el formato de Or está pensado para que, cuando las obras lo abandonen – ya sea por su compra o por deseo del artista – cada una de ellas deje su propia huella o presencia en él. Mediante la preservación de las etiquetas informativas de éstas, se mantiene y activa su recuerdo, invocando su presencia. Así, la narrativa interna del libro permanecerá en un constante estado de expansión y evolución.

Or toma su nombre de la disyuntiva lógica conocida como alternancia. Precisamente, el libro opera al activar estas disyuntivas inclusivas. Entendido a su vez como un ejercicio de reflexión curatorial, Or expande su interés al proceso y el medio de la exposición per se.

GAPScuratorial