Cuando me preguntan: ¿Qué haces?

Me resulta complicado explicarlo; cuando creo que la forma es lo que más me gusta, me doy cuenta que estoy trabajando el color, pero en la cabeza tengo siempre el espacio y otras cosas revoloteando.

María Cano presenta en la segunda edición del Gabinete de Resistencia dos de sus piezas más recientes: Para pasar la tarde y En mi sitio preferido. Dos esculturas que evidencian de forma especial los rasgos característicos de la obra de Cano: desde un lenguaje entre la figuración y la abstracción, sus formas destacan por la desnudez y síntesis formales, y también por un tratamiento del color sencillo pero contundente. Las narraciones de sus trabajos suelen vincularse con las experiencias diarias de la propia artista pero, no obstante, cualquier espectador puede empatizar con sus dibujos o esculturas y encontrar su propio reflejo; sus vivencias, sus recuerdos o sus emociones. Precisamente por esto, la obra de Cano ha llegado a ser definida como «una poética de la vida cotidiana» por el crítico Feliciano Novoa.

María Cano