Javier Pagola expone en el II Gabinete de Resistencia uno de sus últimos dibujos. Es el papel el soporte más característico de este artista, junto con su personal lenguaje visual, tan libre y fluido, entre una abstracción gestual y una figuración lúdica, siempre acompañado de una paleta vitalista.

Antonio Saura, en Glosa para Javier Pagola, presentó su trabajo del siguiente modo:

Ingravidez, bidimensionalidad, acumulación, prioridad del grafismo, libertad de tratamiento, presencia de la ironía; éstas son, quizás, algunas de las características más evidentes que definen en su complejidad la obra de Pagola, uno de los artistas más interesantes del actual momento estético español. Otros datos podrían añadirse a la lista antes enunciada, siendo quizás el más importante la confluencia de signos contradictorios: la práctica del inacabamiento acabado, por ejemplo, y aunque pudiera parecer paradójico, una concepción plástica que sitúa en el mismo plano objetividad y subjetividad.

Javier Pagola