El tocado, 2016

Lápiz y papel recortado sobre papel

Guillermo Peñalver, desde su experiencia personal, se construye una biografía donde la narración poética, el paisaje ornamentado y el erotismo, se configuran en composiciones fragmentadas de un mundo irracional e irónico, invadido de cambios de escala y modificaciones propuestas por el ser humano.

Peñalver recurre al dibujo y al collage, sustituyendo los pinceles por cartulinas, lapiceros y tijeras, para crear un universo plástico ajeno a las imposiciones estéticas de la pintura, aunque sin olvidarse de su influencia formal.

Guillermo Peñalver