El Pez Globo nace en 2009 como colectivo independiente dedicado a la promoción y difusión de la cultura y el arte contemporáneos. Sus miembros son editoras, comisarias y gestoras culturales. El colectivo ha comisariado las exposiciones El lugar, el reflejo, el fantasma (Galería Liebre, Madrid, 2013); El circo de los monstruos imaginarios de Sara Alonso (Gal. Ministerio de Asuntos Importantes, 2014); Feroces (Galería Serendipia-Alicia M. Hevia, 2015) y Ladies Room (FAC II, 2016). En su labor editorial, El Pez Globo publica la colección Los Cuadernos de El Pez Globo, cuadernos de creación en orden alfabético que reivindican lo manual y en los que se muestra el trabajo de personalidades creativas representantes del arte del momento. Ha participado en ferias de autoedición y fanzines como la Feria Editorial Independiente Libros Mutantes (Madrid), feria de autoedición LA MAZA (Zaragoza), FAC/Feria de Arte en mi Casa (Cobeña, Madrid) el festival LadyFest Norte (Cantabria) y MASQUELIBROS Feria del Libro de Artista (Madrid).

Este colectivo presenta la muestra Gente Gigante, una exposición de Candela Sierra.

Hay gente pequeña y hay gente grande. Hay gente que baila, que conversa, que se queja y que hace una conga. Gente que hace voguing, gente que se masturba, gente que lee y que dice ‘te ailoviu’. Hay gente gigante pero a veces están lejos y no te das cuenta.

Asimismo, para la cuarta edición de FAC El Pez Globo realizará una acción colectiva titulada LOS ENTUSIASTAS. Recuperar la voz a través de Sibila, un encuentro en el que participarán varias “voces” y partirán de una lectura comentada del premiado ensayo editado por Anagrama de Remedios Zafra El entusiasmo. Precariedad y trabajo creativo en la era digital.  Los profesionales participantes son Marta Pérez Ibáñez, Ana Vázquez, Santiago Talavera, Laura Cano, Sofía Fernández Álvarez y Bárbara Vidal.

“El entusiasta es ‘un ser hecho de sueños y expectativas siempre en conflicto, frente y dentro de las pantallas’ (Remedios Zafra). El entusiasta es un creador precarizado que trata de vivir de su vocación. La cultura es su escenario y su medio, es su espacio vital. Una realidad ambigua y engañosa que demanda dedicación, exclusividad, aislamiento, visibilidad y socialización a partes iguales y que tiene las redes como herramienta estrella. La hiperconexión nos aturde pero también produce sensación de libertad y poder.

Nosotros somos los entusiastas. Es importante que sepamos quienes somos, que se nos oiga, no sólo en redes, que se nos oiga, alto y claro, con las cuerdas vocales tensas, vibrantes, tenemos que recuperar la voz. Ha llegado el momento de aullar juntos”.

El Pez Globo