Con vagos ecos del expresionismo norteamericano y de la abstracción española más lírica, hay en las últimas piezas de David Heras Verde una aparente supremacía del color, tonalidades que han sido distribuidas por las telas o los soportes digitales bajo soluciones buscadas y por medio de múltiples técnicas, pero sin tener nunca el control absoluto, más bien provocando azarosos encuentros, caprichosas fusiones e irrepetibles convivencias.

La composición está dominada solo en apariencia por los vívidos colores, pues otros de los componentes formales esenciales de estos trabajos se relacionan con las cualidades primarias de la materia, de las texturas y los volúmenes, aquí elevados a sutiles accidentes estéticos. En realidad, todos estos aspectos sirven para subrayar la idea central: la fuerza del gesto, el valor del temperamento. Son obras en las que a Heras le interesa más el proceso que el resultado final, cuando encuentra infinitas formas de habitar lo arbitrario, el desorden o el caos frente a lo establecido, la codificación meditada o la sobresaturación teórica.

Quizá una especie de vitalismo expansivo sea otro de los rasgos más definitorios de DECAIN, pues al sumergirnos en el recorrido por estos flujos de pintura líquida, riadas cambiantes y en movimiento, despliegues de emociones y pulsiones rítmicas, se configuran composiciones complejas que alcanzan una existencia propia. Nuevas metáforas de lo relativo, y nuevos modos del ser de David Heras.

Para el II Gabinete de Resistencia, Heras presenta una obra digital: una colección de piezas con origen en obra anterior de la serie DECAIN con procesamiento digital y en un soporte visual (TV) en formato de vídeo. Esta pieza consta de TV, USB, piezas en impresión digital (5) y vídeo. Según indicación del artista, el coleccionista se compromete a “realizar solo una única impresión de cada imagen, si lo desea, y cada una de ellas supervisadas por el artista. Mientras que el vídeo podrá ser mostrado en la TV u otros medios que el coleccionista estime oportunos, siempre con la supervisión del artista”.

David Heras Verde