Bartolomé Montes es un artista plástico que trabaja la escultura desde un material muy poco común, el cartón. Sin duda, tanto la elección del material como la forma de trabajarlo hacen que la obra de Montes sea especialmente singular. Por su parte, los temas que trata, habitualmente desde la figuración y relacionados con el imaginario colectivo, como personajes e historias mundialmente populares, crean fácilmente empatía con cualquier tipo de espectador.

Estas esculturas están inspiradas en imágenes procedentes del mundo real, concretamente del fotoperiodismo, de portadas de importantes revistas como LIFE, HELLO!, DAILY NEWS, etc, en las que aparecen inmortalizados momentos decisivos de nuestra historia reciente.

Imágenes que subliman de una manera tan eficaz al personaje retratado que en ocasiones éste llega a convertirse en icono de su tiempo, por encima incluso de personajes y hechos coetáneos más relevantes, y que por otro lado son poseedoras de una belleza atemporal innegable.

En Monaco in mourning la escena representada pertenece al funeral de Andrea Casiraghi en 1990, donde podemos ver los retratos de su viuda, Princesa Carolina de Mónaco y de su padre el Príncipe Rainiero III.

Jackie es una obra inspirada en una de las imágenes más icónicas de nuestra historia reciente perteneciente al funeral de John Fitzgerald Kennedy en 1963, en ella observamos los retratos de Jacqueline Kennedy junto a sus hijos John Jr. y Caroline.

La tercera pieza, El Rubio, se sitúa en el contexto nacional y se relaciona con un suceso ocurrido en Barcelona en 1981, el atraco al Banco Central a manos de Juan Martínez Gómez, alias «El Rubio».