La serie de cuadros que desarrolla actualmente Antonio Labella explora la representación de lo imperceptible en la sociedad de la híper-visibilidad.

Las composiciones basadas en lo imperceptible nacen a raíz de la búsqueda de lo antagónico a la red de conexión global que sondea y registra el territorio, los hábitos, el consumo… gracias a que los consumidores muestran sus imágenes desnudas, de forma pornográfica.

Este binomio transparente imagen-global reemplaza al anterior sistema: ante la tiranía del diseño, triunfa la sugerencia del arte. Para iluminar ese sistema de códigos perfectamente legibles y de rápido consumo, toma como paisaje lo que permanece al margen, se centra en las sombras de este sistema.

Las composiciones visuales son abstracciones de figuras de la intimidad, como en esta serie llamada Presencias en la humedad.

Presencias en la humedad Desfigura las imágenes que nos remiten al acto, profundiza en la gestualidad y sensualidad que la humedad porta en sí misma. Descompone la saliva, el semen, la lubricación, el sudor, las caricias que se ven dibujadas con esa humedad, algo así como caprichosos garabatos, mientras en lo reservado, los cuerpos se enfrentan… Compone imágenes con algunos detalles que obligan a la humedad a revelarse; detalles como el brillo o la expansión diluida del gesto. Es, pues, una investigación para situar al espectador en el intersticio entre la experiencia y la idea que intenta atraparla.

Antonio Labella