La cara oculta de la luna. CentroCentro. Entrevista a Tomás Ruiz-Rivas

Os traemos una entrevista a Tomás Ruiz-Rivas  por Alejandro Alonso Moro(1) para FAC.

7.-Isidoro-Valcárcel-Medina.-Omisión.-FIARP.-1991

7.-Isidoro-Valcárcel-Medina.-Omisión.-FIARP.-1991

Difícilmente Clasificable: La cara oculta de la Luna

CentroCentro Cibeles acoge hasta el 4 de febrero del 2018 una muestra que nos proporciona una visión general de treinta espacios, proyectos y colectivos independientes en el Madrid de los 80, 90… Su comisario Tomás Ruiz-Rivas fue uno de los partícipes en estos movimientos artísticos caracterizados por la autogestión y la auto-organización.

Los colectivos en España nacieron por unas necesidades claras: la expresión artística e ideológica. Estos artistas vivieron una época en la que la falta de recursos, la ausencia de lo institucional en lo relativo a la cultura contemporánea y, obviamente, la inexistencia de Internet, favorecieron una serie de redes de agentes, artistas, filósofos, editores… que compartían sus experiencias y conocimientos acerca del panorama artístico nacional e internacional. Aparecieron formatos como la instalación, vídeo arte, artes escénicas, espectáculos de circo, performance,
fanzines, publicaciones, intervenciones en espacios públicos… Por aquel entonces, el mundo académico era limitado y lo que se fomentaba en los ochenta era, sobre todo, la pintura ignorando toda la escena artística que se venía desarrollando desde los 60.

A lo largo del discurso expositivo destacan propuestas como las de Espacio P, Estrujenbank, Cruce Arte y Pensamiento Contemporáneo, El Almazén de la Nave, Espacio F, Circo Interior Bruto, Fast Food, Ojo Atómico, La Hostia Fine Arts, La Más Bella o AcciónMad!, entre otros. Las actuaciones y los espacios eran heterogéneos. Las circunstancias de cada uno variaban, algunos no tenían agua corriente y ocupaban sótanos, subterráneos o garajes; otros, tenían goteras y las tomas eléctricas se hacían desde la calle. Aunque hubo momentos de mayor suerte, por ejemplo, cuando dispusieron de los sótanos del mercado de Fuencarral o del CSOA Minuesa en el que se desarrolló una edición del Festival Internacional de Arte Raro y Performances (FIARP). Otros efectuaban sus intervenciones en casas privadas como el proyecto Doméstico o Windows 99 y, en ocasiones, el campo de acción era directamente la urbe madrileña. Lo más importante era poder generar todo lo que se les ocurriera con completa libertad. Con tal de poder llevar a cabo sus propuestas, cualquier espacio era válido.

6.-Juan-Ugalde.-Madrid-verde.-Doméstico’00,-2000

6.-Juan-Ugalde.-Madrid-verde.-Doméstico’00,-2000

Fue un momento de gran explosión creativa, con todo tipo de actividades, no necesariamente artísticas y aunque en la exposición hay todo tipo de proyectos, se han excluido algunos. En definitiva, pura creatividad sin fronteras.

– ¿Por qué unos espacios sí y otros se han dejado fuera?, ¿cuáles fueron los criterios de selección?

Empecé una investigación con la idea de escribir un libro centrándome en la idea de espacios, pero de repente me di cuenta de que era absurdo, porque he participado en proyectos que no tenían un lugar propio y he estado muy vinculado a varios, digamos, parásitos de otros espacios o propuestas que no lo tenían ni lo necesitan. La categoría “alternativo” es muy compleja de definir, no hay una unidad basada en el lenguaje artístico, hay cosas difíciles de clasificar…

Tras años recopilando el material, me he percatado de que por vivirlo desde dentro, no había percibido el tejido generacional madrileño del que formaba parte, ni de la conexión de éste con todo lo demás. Por lo tanto, el criterio que sigo es intuitivo, lo cual es muy discutible pero, sin embargo, el día de la inauguración toda la gente de aquella época, se sentía perfectamente identificada. Dentro de este complejo panorama, seleccioné los que estaban enfocados al arte, a ser posible, promovidos por artistas y, sobre todo, los que estuviesen integrados en una red de contactos.

Antimuseo.-Centro-Portátil-de-Arte-Contemporáneo.-Ciudad-de-México-200809

Antimuseo.-Centro-Portátil-de-Arte-Contemporáneo.-Ciudad-de-México-200809

– ¿Por qué has elegido un orden cronológico y qué opinas de la exposición como un dispositivo de archivo?

Este proyecto comenzó hace dos años con la recolección de material para escribir ese libro, es decir, que mi primera intención era simplemente, su publicación. Pensé que su alcance iba a limitarse a los círculos que, de alguna manera, ya conocen esta historia. Comencé a reunir información, a hacer entrevistas y, en un momento dado, me hice con una buena cantidad de material de calidad. Pensé entonces, que era posible organizar una exposición interesante en un lugar que tuviera visibilidad y que finalmente ha resultado ser CentroCentro Cibeles .
Ésta es la razón por la que sigue el esquema del libro, es un relato histórico, cronológico, muy simplificado. El espacio destinado en CentroCentro Cibeles es escaso, ya que sólo dispone de 500m2. Esto me impulsó a acotar mucho la información.

No he concebido esta exposición como un dispositivo de archivo, no son estos los términos en los que funciona mi cabeza ni algo que me preocupe. En lo que realmente estoy interesado, es en un determinado tipo de investigaciones sobre la institución, en experimentos prácticos que se ven en la última parte de Antimuseo(2) del trabajo en el espacio público, etc…

 

– Pero una vez que se acaba la acción, el evento, la intervención… ¿el archivo permanece tan sólo como un formato que sirve para registrar un cambio en la sociedad?

La intención es la de proponer cuestiones, reflexiones… Obviamente, un proyecto no es capaz de transformar la sociedad pero sí puede plantear toda una serie de reacciones: aceptación, diálogo, rechazo… Creo que es especialmente interesante cuando se consigue molestar. Pero más que en una exposición, donde la documentación de proyectos funciona bien, es Internet el que da un alcance mucho mayor. Evidentemente, el archivo es necesario y, en este caso, la exposición ha partido de ahí, ya que sin archivo no habría material para crearla. He considerado oportuno este formato expositivo porque este relato es un gran desconocido, nadie ha escrito sobre esto. Es cierto que hay historiadores y comisarios que más o menos conocen toda esta actividad de los espacios alternativos pero no se han implicado desde su aparición hace 25 años, es un tema por el que pasan de puntillas.

 

– ¿Por qué crees que se ha ignorado?

Creo que ha ocurrido así porque en España, el principio de autoridad y de jerarquía es tan fuerte que no interesan las actividades, producciones, que se construyen “desde abajo”. Lo que realmente importa en esta estratificación del poder es lo que se propone “desde arriba”.

– Es una lástima porque gracias a toda vuestra actividad en Madrid, se comenzó a investigar sobre la performance, la instalación, el vídeo arte, el evento artístico, el encuentro, la ocupación del espacio público…

Sí, el problema es que tras 10 años, la institución retoma todos estos planteamientos y los presenta como si fueran su invento.

Los-Torreznos.-Todo-en-el-aire.-Acción!Mad16,-2016

Los-Torreznos.-Todo-en-el-aire.-Acción!Mad16,-2016

– ¿Qué son para ti los espacios alternativos independientes y cuando crees que dejan de serlo?

Este es un tema que ha aparecido de modo recurrente desde que se inició en otros países en los años 70. A pesar de que ahora el término se ha ido quemando, para mí “alternativo”, es un concepto que tiene una gran validez, ya que la “otredad” ha sido siempre la base para el trabajo. No son proyectos revolucionarios en el sentido de derribar el poder para tomar su lugar sino que son proyectos que pretenden incluir otras miradas capaces de coexistir con diferentes propuestas en la misma sociedad. Es decir, con el mismo tejido artístico posibilitando un diálogo gracias a la diversidad de posiciones.

En esta escena hay artistas que trabajan en galerías entrando en el mercado y otros, que no lo han hecho nunca, quienes ejerciendo de profesores, funcionarios, tienen una independencia económica y han desarrollado su obra en paralelo, de modo que no tienen que negociar con nadie. Todo depende de cómo negocies tu posición.

Linde-Ludeña-Sierra.-Sánchez-Pacheco.-El-Ojo-Atómico,-1993

Linde-Ludeña-Sierra.-Sánchez-Pacheco.-El-Ojo-Atómico,-1993

– ¿Qué es lo alternativo, el sistema o el producto?

El sistema. En esta exposición se comentan las obras, por supuesto que sí, pero no es una exposición de arte sino de proyectos alternativos, auto-organizados. Lo que me interesa es todo el proceso que conllevan. El relato se basa en cómo los distintos procesos generan una estructura social y de colaboración donde se crean metodologías de trabajo que efectivamente dan un resultado. Creo que el resultado sí es importante para cada artista participante, para su desarrollo, pero en mi análisis lo importante son los procesos.

– ¿Qué vías de financiación sustentan estas iniciativas?

Había todo tipo de estrategias para pagar el alquiler del local todos los meses. En muchos espacios, sobre todo en los más grandes, montábamos un bar clandestino para las inauguraciones que era una fuente de recursos fácil y muy efectiva. En otros, se pagaba una cuota o se cobraba una entrada por los pases, como en Circo Interior Bruto. (3) En el segundo Ojo Atómico, (4) hacíamos una feria de diseño en la que diseñadoras de moda y complementos producían ropa. Funcionaba muy bien porque era un espacio de vanguardia. Muchas trabajaban en Zara y para ellas, poder producir sus propios diseños, era una vía de escape. En esa época fue cuando se dieron las primeras ayudas públicas que redactamos nosotros mismos.

Diana-Larrea.-Sistema-de-ventilación.-Espacio-F,-2000

Diana-Larrea.-Sistema-de-ventilación.-Espacio-F,-2000

– ¿Existe la posibilidad de una vida artística alternativa a lo oficial, institucional o al mercado sin que sea engullida por estos?

Creo que esa vida artística es siempre un proceso. Lo alternativo debería ser plural porque, de otro modo, se convertiría en una oposición en bloque al sistema. Lo alternativo es inherente a cada generación, que por supuesto tiene que producir sus propias vías, ya que si es heredero de un sistema que no es el suyo, seguramente no responderá a sus necesidades ni a sus angustias ni a sus interrogantes. Tiene que plantear otro tipo de cuestiones. Pienso que la mayoría de estos proyectos, no deberían tener una ambición de éxito en el sentido de vencer al enemigo, que no es sino el museo, ni de colocarse en su lugar. Porque no se trata de un discurso único que transmita una ideología única, defendiendo una serie de principios o una forma de ver el mundo. Lo que se plantea desde abajo, es la pluralidad en cuanto a modo de entender el mundo, al igual que tienen que surgir muchas metodologías. Este hecho, estimula que quienes se quedan fuera, construyan su propio discurso porque la sociedad es mucho más compleja de lo que se pretende desde el museo.

 

La cara oculta de la luna.

Lugar: CentroCentro, planta 4ª.  
Fechas
: 20 OCTUBRE 2017 – 04 FEBRERO 2018

 

(1) Alejandro Alonso Moro es historiador del arte y gestor cultural. Ha intervenido en proyectos culturales tanto en España como en México promocionando, principalmente en espacios independientes, arte emergente y artistas jóvenes en distintas disciplinas artísticas como foto, vídeo, escultura, instalación, artes gráficas…

(2) http://antimuseo.org/

(3) http://cargocollective.com/nadaquever/Circo-Interior- Bruto

(4) http://www.antimuseo.org/textos/ediciones/catalogoojo.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *